Laylah Ali. Virtuosismo artístico y compromiso histórico

Laylah Ali es una artista contemporánea que nos coloca en el límite de la realidad, al menos visualmente hablando, porque el contenido que expresa es terriblemente real.
El virtuosismo de sus ilustraciones, con un detallismo mecánico, modular o reticular, de colores a base de gouache curiosamente mezclados y contrastados, le sirve para ilustrar unos seres que casi parecen de otro planeta, aunque al comprender la temática entendemos que sí son de nuestra tierra.


Su técnica va desde el lápiz y la tinta china al gouache. Sus trabajos son sumamente minuciosos y destaca en ellos los tonos brillantes en contraposición a tonos oscuros, que vemos normalmente en los personajes, creándose la característica tensión de las obras de Ali. Realmente esta conjunción del color tan característica en ella le funciona muy bien para llamar la atención del observador y dejarle como en vilo.


Su temática trata sobre episodios de la historia, de la política, además de relaciones sociales, mostrándonos episodios históricos violentos, desigualdad entre razas, mujeres veladas y tapadas, o momentos congelados justo antes o justo después de un acto violento. De todas formas Ali no suele mostrar un episodio concreto histórico, o una posición política fijada. Sus expresiones van mucho más lejos, dejándonos escenas que invitan a la reflexión y no cayendo nunca en simples mensajes que podrían quedar tan sólo en lo moral.


En su estilo vemos referencias al arte egipcio, al arte precolombino, pero a mí me recuerda especialmente al ilustrador modernista de finales del XIX Aubrey Beardsley, sobre todo en sus decoraciones reticulares en cabellera y vestiduras de los personajes y en la estilización de las figuras.

 


En definitiva, Laylah Ali es mujer destacada en el campo de la ilustración, pero también lo es dentro de la Hª del Arte, mostrando una interesante versión de nuestro mundo actual, contándonos los errores de nuestra sociedad y de nuestra Historia reciente sin tapujos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *